Encontrar la pareja ideal con el Método INTEGRA

Compartir el contenido

Por Albert Torrent, instructor de Método INTEGRA.


Encontrar la pareja ideal es un objetivo que los y las clientes me plantean a menudo en sesiones del Método INTEGRA. En este artículo te explico mi propia experiencia en este proceso y los resultados que obtuve. Y después, el caso de una cliente que aporta su testimonio. Espero que te ayude a entender el trabajo que se realiza en un proceso como este a través del Método INTEGRA.

Mi caso personal

Frustrado y desesperanzado
Había dejado una relación hacía dos años. Mi intención era empezar y disfrutar una nueva relación de pareja y había intentado conocer a chicas a través de varias vías (compartir aficiones, redes sociales…) pero la sensación que tenía era que el tiempo iba pasando y no llegaba la chica que deseaba.

Con la mayoría de chicas no sentía una atracción como para plantearme una relación de pareja y con las que me gustaban, después de iniciar los primeros contactos para conocernos, eran ellas las que acababan diciéndome que yo no encajaba con su perfil… Me preguntaba si realmente sería posible encontrar pareja y cuál sería el bloqueo invisible para mí, que me lo impedía ya que en mi entorno veía a muchas parejas… ¡Por qué era tan difícil en mi caso?

 

El proceso con el Método INTEGRA
Llegué a un punto de cierta desesperación, frustración, resignación… y decidí aplicar el Método INTEGRA para trabajar este aspecto de mi vida que era tan importante para mí. Te explico cómo fue el proceso:

 

1) Definir el objetivo
El primer paso antes de empezar las sesiones fue definir el objetivo. Para estos casos tengo un objetivo genérico que funciona bien: “Encontrar y mantener a mi lado a mi pareja ideal con la máxima facilidad y rapidez posibles”. Es el que utilicé para aplicarme las sesiones a mi mismo.

Era importante redactar un objetivo adecuado y lo más concreto posible para lo que quería realmente. Fíjate que hablo de “encontrar” y “mantener” porque si escribiera solo “encontrar” podría encontrar una pareja pero que se fuera a los pocos días. Y también especifiqué que la quería encontrar “con la máxima facilidad y rapidez posibles”. Por lo tanto, en la definición del objetivo quedaba englobado todo lo que yo quería realmente.

 

La pareja ideal
Incluir en mi objetivo el concepto de “pareja ideal” era interesante porque veremos que luego facilita el trabajo con las creencias. ¿Pero si he dicho que los objetivos tienen que ser lo más concretos posibles me puedes decir el término “pareja ideal” es muy subjetivo y no demasiado concreto, verdad? Es cierto y por eso era importante especificar aparte qué entendía como pareja ideal. Y lo hice respondiendo a dos preguntas básicas:

 

¿Cómo tiene que ser mi pareja ideal?
Era importante definir qué significaba para mí una “pareja ideal”: Qué características físicas y tipo de personalidad quería, qué visión y estilo de vida, cualidades, aspiraciones, aficiones…, qué situación personal quería que tuviese…
Algunas de mis definiciones fueron:
Espiritual, romántica, apasionada, con aficiones parecidas a las mías, vegetariana o vegana, atractiva, delgada, equilibrada e independiente emocionalmente, sana, generosa…

 

¿Cómo tiene que ser mi relación de pareja ideal?
Otro aspecto importante era definir cómo era mi ideal de relación de pareja ideal: Qué tipo de relación quería, que roles quería que jugara cada uno, qué forma de convivencia, de compartir la vida…

 

En mi descripción redacté…:
Los dos autosuficientes e implicados en la pareja, con un equilibrio entre el dar y recibir, con pasión, amor, complicidad y confianza. Una relación fluida y fácil, con abundancia y salud…

 

Las dos definiciones eran importantes en dos sentidos:
Me aportaban una claridad mental y enfoque. A menudo no nos paramos a reflexionar profundamente sobre qué tipo de pareja ideal y relación de pareja ideal queremos. Hacerlo me dio claridad y me permitió tener claro mi enfoque, visualizar mi objetivo con más detalles y vivirlo con más ilusión.
Optimizaron el trabajo de limpieza energética y reprogramación del subconsciente ya que este trabajo se realiza en función de la definición que he redactado. ¡Por lo que tenemos que ser exactos y precisos!

 

2) Eliminar energías externas
Este trabajo no fue necesario para mí ya que había realizado previamente varias sesiones para trabajar otros objetivos y estaba limpio de energías externas.

 

3) Liberar bloqueos internos
Como estos bloqueos tenían que ver con el objetivo, en esta ocasión sí encontré aspectos a trabajar: pactos secretos, traumas y bloqueos emocionales, lealtades, bloqueos espirituales y escudos de protección.

 

4) Redacción y grabación de creencias
La última fase era la de definir y grabar las creencias que necesitaba para conseguir el objetivo. En mi caso, al igual que en la mayoría, mis creencias estaban enfocadas en varios aspectos importantes:

 

1 – Yo tengo todas las características para encontrar una pareja ideal y vivir una relación de pareja ideal
Reconocía en mí unas creencias de ser insuficiente, de ser “menos que”, de no estar al nivel… que me venían de cuando era pequeño y adolescente. No tenía una autoestima muy alta y nunca me atreví a expresar mi amor por las chicas que me gustaban. Algo me decía que no estaba a su altura y esa idea de alguna forma persistía aún en mí.

 

Para conseguir el objetivo primero tenía que creerme que era una persona apropiada, que tenía todo lo necesario para encontrar y mantener una pareja ideal y vivir una relación de pareja ideal y, sobretodo, que me lo merecía. Algunas creencias que me grabé sobre esta temática fueron las siguientes:

 

– Merezco tener y mantener una relación de pareja ideal, fácil y rápidamente.
– Merezco y soy digno de dar y recibir amor.
– Me amo, me acepto y me siento seguro.
– Tengo todo lo necesario y me siento valioso para iniciar una relación de pareja ideal.
– …

 

2- Mi pareja ideal existe
Las experiencias del pasado me llevaron a la idea que encontrar a mi pareja ideal era prácticamente imposible. Era por lo tanto importante salir de la apatía y de la resignación y vibrar con la ilusión y el convencimiento que sí, mi pareja ideal existía y que estaba al caer. Que era cuestión de vibrar en el agradecimiento, la abundancia y en el compromiso para coincidir con ella. De esas ideas surgieron creencias como:

 

– Hago todo lo necesario para conectar con chicas que me gustan.
– Me entusiasma iniciar y mantener una relación de pareja ideal.
– El proceso para conocer a parejas que encajan con mi modelo de pareja ideal es muy fácil y placentero.
– Agradezco profundamente a la vida la posibilidad de vivir una relación de pareja ideal.
– …

 

3- Me perdono a mí y a mis exparejas
Estar en paz con mis relaciones anteriores, conmigo como pareja y con mis exs era para mí también un objetivo importante a conseguir. Entendía que si estaba en conflicto con cualquiera de los tres elementos, iban a bloquear o influenciar negativamente en mis futuras relaciones. Cuando pensara en una relación de pareja era necesario que estuviera en paz. Algunas de las creencias que surgieron fueron estas:

– Me perdono a mí y a mis exparejas amorosamente.
– Me permito vivir una relación de pareja con plenitud independientemente de mis experiencias del pasado.
– …

 

Ventajas del uso del término “pareja ideal” en la redacción de creencias
Puedes ver cómo el uso de “pareja ideal” y “relación de pareja ideal” nos ayuda en la redacción de creencias porque no tenemos que especificar detalles sobre cómo queremos que sea nuestra pareja ideal o nuestra relación de pareja ideal. Ya está definido en las dos descripciones que expliqué en el apartado 1 sobre la redacción de objetivos.

 

5) El resultado…
Mis sensaciones iniciales
Al terminar el ciclo de sesiones estaba entusiasmado. Cuando pensaba en mi relación de pareja ideal, ya no lo hacía desde el desánimo. ¡Me aparecía siempre una sonrisa de ilusión! El trabajo de liberación de bloqueos internos y la grabación de creencias había influenciado decisivamente. Sentía internamente que estaba en el buen camino y sabía que mi pareja ideal estaba llegando a mí. Me sentía merecedor, capaz y totalmente abierto y predispuesto a dar lo mejor de mí, y a recibir en igualdad en una relación de pareja. Y me mantenía activo en mi búsqueda.

 

Desde mi punto de vista, para conseguir objetivos externos, lo primero que debemos hacer es, no fijarnos en lo que queremos, sino en qué posicionamiento tenemos nosotros respecto a nuestro objetivo. En mi caso estaba claro que antes del proceso no vibraba en mi merecimiento, en mi seguridad y confianza, en el convencimiento de que era posible encontrar una pareja ideal… Cuando reprogramé mi subconsciente y cambié mi actitud interna todo cambió y surgió la “magia”…

 

¡Y coincido con mi pareja ideal!
Durante un tiempo seguí conociendo a chicas con el mismo patrón: sentía atracción, pero ellas no sentían lo mismo. A pesar de todo, percibía como cada vez atraía a un tipo de chica que se acercaba más a mi definición de pareja ideal, lo que interpretaba como una buena señal que me animaba a seguir en mi camino con confianza.

 

Y a los tres meses de haber realizado el trabajo… conocí a una chica por internet. Quedamos y me sorprendí al ver que cumplía con todos los requisitos que había escrito en mi definición de pareja ideal y relación de pareja ideal. Además, ella había realizado por su cuenta un ejercicio similar (no con el Método INTEGRA) para encontrar a su pareja ideal. Empezamos a hablar y vimos muchas coincidencias en nuestras vidas y en nuestras formas de ser. Nos sentimos muy conectados, enamorados y decidimos empezar un camino juntos que esperamos que nos lleve compartir la vida con amor y felicidad.

 

 

El testimonio de Lidia

A modo de complemento, os facilito el testimonio de una cliente, Lidia, con vídeo testimonial incluido. Lidia realizó un ciclo de sesiones conmigo con el objetivo de “Encontrar y mantener a mi lado a mi pareja ideal con la máxima rapidez y facilidad posibles”. Le agradezco su entrega durante las sesiones y el ofrecimiento a compartir su experiencia.

 

Lidia hacía ya mucho tiempo que se encontraba sin pareja y manifestaba ciertas barreras que le impedían decidirse a iniciar una relación de pareja. Entre ellas encontrar una persona que realmente le interesara.

 

Detectamos alguna creencia limitante como “no merezco una relación ideal porque no he aprovechado las oportunidades que tuve antes”, “el amor no dura para siempre”, entre otras.

 

Durante el trabajo en sesiones trabajamos esas creencias y liberamos varias energías externas e internas, entre las cuales había muchos acuerdos kármicos que le impedían tener una relación de pareja estable, traumas y bloqueos emocionales…

 

Después de las sesiones habíamos liberado todos estos elementos y habíamos grabado muchas creencias que le llevaron a sentirse merecedora de vivir una relación de pareja, a permitirse la experiencia, a creer en la posibilidad de tener esa relación ideal y de disfrutar plenamente de ella en armonía y sin conflictos…

 

El resultado es que empezó a sentirse más positiva en la búsqueda de un compañero. Se dio el permiso para sentir y ver a los chicos como posibles parejas, se sentía más próxima, cercana. Su estado interior era totalmente diferente e incluso tenía la sensación que no tardaría en llegar su pareja ideal.

 

Aquí os facilito su testimonio por si queréis saber cómo terminó la historia…:

 

Vídeo testimonio Lidia:

 

Conclusión

A veces, con el Método INTEGRA tengo la sensación que estoy haciendo magia y no es así. Simplemente lo que hago es liberar las energías externas y los bloqueos internos que interfieren en la vida de mis clientes. Y programo al subconsciente con información alineada con lo que quieren conseguir en sus vidas. Son todos los pasos necesarios para conseguir resultados. Es así de sencillo y así de gratificante…

 

El caso de encontrar una pareja ideal no es una excepción y cuando liberamos todo lo que nos sobra a nivel subconsciente y grabamos las creencias que queremos, nuestro subconsciente se alinea con el consciente y eso, con la intención del cliente, abre paso a poder encontrar la pareja ideal que tanto deseaba.

X