Volver a empezar es posible – Testimonio de Clovis Michels

Valdecir es un hombre de familia muy sencillo, que trabajó en la agricultura cuando era joven.

Su trabajo actual es en servicios pesados como cargar camiones de leña en el bosque con las manos, en el cultivo de tabaco, servicios de jardinería, cortar el césped, limpiar piscinas… No tenía miedo de trabajo y se sometía a realizar cualquier servicio manual ya que no sabía leer ni escribir.

Con su trabajo pudo construir una pequeña casa donde vive con su esposa y pone todos sus recursos para dar y tener siempre lo mejor, dentro de sus limitaciones.

Sin embargo, en febrero de 2019, su esposa solicitó la separación legal, y se vio forzado a abandonar su casa sin poder llevarse nada de sus pertenencias.

A raíz de este suceso comenzó el problema de Valdecir. De repente tuvo dificultades para caminar al perder firmeza en sus piernas. Aunque sentía que tenía fuerza no podía mantenerse en pie. La situación empeoraba gradualmente e iba apoyándose por las paredes. Parecía un borracho caminando por las calles.

Acudió a los médicos y sospecharan que padecía laberintitis, pero a pesar de los tratamientos, los problemas continuaron. Valdecir se vio obligado a reducir su actividad a sólo tres días por semana, y en trabajos livianos. Uno de esos trabajos era limpiar la piscina, y lo hacía arrodillado por miedo a perder el equilibrio y caer en la pileta.

Valdecir llegó a mi casa caminando y apoyándose en las paredes. Tuvo dificultades para pararse sin apoyo. Para llegar a mi oficina tuvo que subir una escalera con 32 escalones, y en dos ocasiones dijo que pensaba que no lo lograría. Lo animé a continuar subiendo y finalmente se pudo sentar en la silla de mi oficina.

Lo que Valdecir quería era poder caminar con seguridad y equilibrio para no tener que apoyarse en las paredes y poder volver al trabajo.

Planteamos el objetivo de tener equilibrio, firmeza y seguridad en las piernas para poder caminar y trabajar, sintiéndose feliz y valorado, y realizamos el protocolo del nivel 1 de Método INTEGRA.

Valdecir regresó para la segunda sesión caminando, sin necesidad de apoyarse en las paredes, pero no se había recuperado completamente como deseaba, y como estaba antes del evento de la separación de su pareja. Continuamos con el mismo objetivo de la primera sesión, pero ahora usando el protocolo de Método INTEGRA Superior y eliminando las “energías externas” que nos afectan.

Cuatro días después de realizar el protocolo Superior, el Sr. Valdecir me envió un mensaje diciendo que nuevamente no podía mover sus piernas. Entonces revisé a distancia, como representante, todos los puntos y volvió a aparecer una energía negativa externa, que por supuesto eliminé.

Al día siguiente, Valcecir me envió un mensaje de que podía caminar nuevamente y que había ido a la ciudad (aproximadamente 8 km) caminando

“Mi nombre es Clotilde Michels Bastos, soy una mujer de negocios en la ciudad de Criciuma y vivo en Caravaggio en la ciudad de Nova Veneza. Mi casa está en un lugar más apartado, es un gran terreno con jardines, césped, piscina, árboles nativos y frutales, con lugares planos y empinados donde puedo ver el bosque y las montañas. Es un lugar paradisíaco.

Pero incluso en el paraíso debe haber organización y limpieza, y para eso contrato a algunos colaboradores para que me ayuden a mantener este lugar, ya que trabajo en el comercio. Y para ayudar con estos servicios, contraté al Sr. Valdecir, que ha estado trabajando conmigo durante varios años, y trabaja algunos días a la semana según sea necesario.

Le gusta trabajar aquí, ya que siempre ha trabajado en agricultura y silvicultura, y me doy cuenta de que siempre es muy feliz cuando viene. Corta el césped, poda los árboles, cuida del jardín, del huerto, cuida de la pileta… realiza los servicios necesarios para mantener el lugar limpio y siempre bello.

Hace algún tiempo me di cuenta de que después de varios años trabajando conmigo, comenzó a tener dificultades para caminar. Sus piernas comenzaron a tambalearse, y parecía que estaba borracho, y pensé que eso era muy extraño. Después de tantos años nos damos cuenta de las diferencias en las personas, y este cambio que él tuvo fue muy rápido, y yo estaba muy preocupada. Recientemente tuvo una discusión con su esposa y fue expulsado de su casa. Y entonces comencé a analizar y tal vez no estaba enfermo y este problema podría ser algo de un fondo psicológico, así que pregunte a él si iba al médico y dijo que había ido al médico e incluso me mostró los análisis de sangre y que todo estaba normal y que Los médicos solicitaron un examen de la cabeza.

Entonces le dije: “Conozco a una persona que te ayudará, que no es médico, porque lo que tienes no es una enfermedad, debe ser algo que está dentro de tu cabeza y que te está molestando, porque nunca has estado así”. Él me dijo que estaba mal y que a veces en la ciudad, tenía que aferrarse a las paredes y ya no tenía el coraje de andar en bicicleta.

Ya sabía del trabajo que Clovis estaba haciendo con el Método Integra y pagué una sesión para el Sr. Valdecir. Cuando el señor Valdecir llegó a la casa de Clovis para que lo atendiera, se apoyaba contra las paredes y tenía que subir una escalera, y tuvo dificultades para subir porque parecía muy débil y tambaleante, como un borracho caminando por las calles.

Después de una hora y media, vino a mí a mi tienda cerca de la casa de Clovis y ya me di cuenta de que era diferente. Valdecir es una persona reservada y habla muy poco, así que después de otra hora lo llamé y le pregunté cómo estaba y me dijo que estaba mejor. Después de otra hora lo llamé nuevamente y me dijo que estaba bien entusiasmado, y había ido a la ciudad a pagar algunas cuentas y ya no necesitaba apoyarse en las paredes.

Tres días después se fue a trabajar a mi casa y en un momento necesité su ayuda y lo llamé. Estaba en la parte más baja y llegó a donde estaba corriendo. Me sorprendió y le pregunté cómo se sentía después de la sesión con Clovis y él dijo que estaba bien en sus piernas y no estaba cansado a pesar de que vino corriendo.

Me di cuenta de que este Método Integra es muy eficiente, todo fue muy rápido, es tan interesante, quedé muy satisfecha con el resultado, comento e indico a otras personas y les digo que todo fue tan rápido que parece mágico.”

 

Clovis Michels, instructor de Método INTEGRA
Brasil

X