Inteligencia subconsciente

Compartir el contenido

El mundo actual es muy distinto del que conocíamos, y no tan solo por lo que estamos viviendo en este último año y medio, sino por los enormes cambios que se han venido produciendo en todos los sectores, y en especial en lo que se refiere a la información de la que disponemos del funcionamiento de nuestra mente, y del uso que podemos hacer ella.

De la mano de múltiples investigaciones científicas al respecto del funciona-miento de la mente, del cerebro, del corazón y de la interrelación entre todos ellos, así como de la aparición de diversas técnicas altamente eficientes para acceder al subconsciente y para llevar a cabo transformaciones con relativa facilidad y rapidez, el subconsciente ha dejado de ser algo desconocido para la población en general, e incluso para muchos profesionales de la mente.

Actualmente se sabe que el cerebro no es el responsable de nuestras respues-tas a nivel subconsciente; que en el corazón se puede medir cualquier res-puesta de nuestro subconsciente décimas de segundo antes de que se produz-ca una activación cerebral; que nuestro subconsciente es un autómata que simplemente reacciona ante las experiencias que vivimos; que dichas reac-ciones automáticas se producen en base a la programación adquirida; que la programación de nuestro subconsciente se estructura en distintos tipos de memorias; que todos podemos acceder a dichas memorias con facilidad y rapi-dez para cambiar nuestro comportamiento…

Afortunadamente hemos encendido la luz al funcionamiento de la mente subconsciente y al aprovechamiento de ésta para mejorar nuestras vidas, y esa información se está difundiendo con rapidez, siendo cada vez más las per-sonas que nos beneficiamos de ello.

Hace apenas quince años, era casi imposible mantener una conversación so-bre el subconsciente fuera del ámbito de los profesionales que se dedicaban a ello. Afortunadamente, en la actualidad, la gran mayoría de la población está abierta a hablar del tema, ya sea porque directamente está interesada o por-que tiene personas cercanas (familiares o amigos) que lo están.

Vivir en primera persona, o ver en otros un cambio radical de un día para otro, como por ejemplo eliminar una depresión que te acompañaba por años, superar una adicción sin esfuerzo, deshacerte de una fobia que te limitaba por completo, o conseguir esa pareja que tanto habías deseado, te cambia to-talmente la perspectiva de tu vida y del futuro.

Se nos ha venido hablando de las inteligencias múltiples que las personas tenemos, pero éstas no incluyen la que desde mi perspectiva es la inteligenti-ca más importante, la inteligencia subconsciente, o lo que es lo mismo, el sa-ber utilizar de forma inteligente y consciente a nuestro subconsciente.

La velocidad con la que se ha venido difundiendo esta información en la úl-tima década, junto con el enorme potencial que encierra, me permite augurar que dentro de pocos años la inteligencia subconsciente será un tema habitual de conversación en cualquier ámbito.

De hecho, el conocimiento teórico-práctico de la inteligencia subconsciente será una asignatura obligada para que nuestros hijos desarrollen todo su po-tencial. Quizás tardemos un cierto tiempo en ver en las escuelas esta materia, pero como padres que miramos por el futuro de nuestros hijos, debemos ayu-darles a hacerse directamente responsables de su transformación interior, como camino para deshacerse de las programaciones limitantes que dirijan sus vidas en cada momento.

El futuro se mira con una perspectiva totalmente distinta cuando tenemos el control de nuestro subconsciente. Desde aquí te invito a que desarrolles tu inteligencia subconsciente, y asumas la responsabilidad que tienes sobre tu propia vida. Si lo deseas, en Método INTEGRA podemos facilitarte el camino.

 

Ricardo Eiriz
Creador de Método INTEGRA.
Embajador de la Paz y la Buena Voluntad de San Cristóbal de las Casas (Chiapas, México) ante la UNESCO.


Otros artículos de interés

X