El optimismo caracteriza a las personas exitosas

Compartir el contenido

Una persona negativa, que no confía en que al final del camino haya algo bueno, jamás tiene éxito.

Piensa que, en la mente de cualquier triunfador, ya sea en los deportes, la política, los negocios, o en cualquier otro ámbito, siempre hay una visión optimista del futuro. Todo triunfador lleva dentro un carburante lleno de confianza, determinación, constancia, visión, ilusión y muchas otras cualidades que le hacen avanzar a toda máquina.

Las personas optimistas nacen, pero especialmente se hacen. Son nuestras creencias a nivel subconsciente las que nos llevan a conectar con pensamientos optimistas o pesimistas, a confiar en nosotros mismos y en nuestras capacidades, o a tener la seguridad de que nunca llegamos hasta el final.

Nuestra actitud es obra de nuestro subconsciente, pero afortunadamente nuestro subconsciente es moldeable y programable. Todos tenemos la capacidad de cambiar interiormente para vivir de un modo diferente cuando no nos gusta el camino que seguimos.

Las creencias con las que nos enfundamos siendo niños no tienen porqué acompañarnos de por vida. Tú, al igual que yo y que el resto de personas podemos elegir cambiar nuestra forma de ver la vida y de vivirla.

Si deseas conectar con una visión optimista de la vida, debes alinear a tu subconsciente para que actúe con creencias del tipo:

  1. Confío en mí mismo y en mis capacidades.
  2. Merezco disfrutar de una vida plena.
  3. Sé que puedo lograr todo lo que me proponga.
  4. El mundo es un lugar maravilloso.
  5. Me permito disfrutar de esta vida.
  6. Soy optimista en todo momento.
  7. Merezco encontrar en mi camino siempre lo mejor.
  8. Encuentro con rapidez soluciones fáciles a los problemas.
  9. Veo el futuro con ilusión y motivación.
  10. Afronto las dificultades como retos a superar.
  11. Soy constante y decidido para perseguir mis metas.
  12. Siempre pongo mi atención en las soluciones, evitando centrarme en los problemas.
  13. Tengo claro mi camino en todo momento.
  14. Me siento agradecido por todo lo bueno que tengo.

Grábate estas creencias, y todas aquellas otras que consideres te ayudarán a vivir del modo que deseas. Si no sabes cómo hacerlo, y deseas aprender un modo fácil y rápido de grabar creencias, te lo explico en este vídeo: https://youtu.be/Z1UztLCO8Ag

Convertirte en una persona optimista no significa cerrar los ojos a la realidad que te rodea, sino confiar en que a pesar de las dificultades siempre hay salida, no cayendo de ese modo en el desánimo o la resignación.

Te aseguro que si te conviertes en una persona optimista, tu vida será mucho más feliz y plena.

 

Ricardo Eiriz
Embajador de la Paz y la Buena Voluntad de San Cristóbal de las Casas (Chiapas, México) ante la UNESCO.
“La clave está en el subconsciente”


Otros artículos de interés

X