Superando los quebrantos físicos, emocionales, mentales y espirituales

Compartir el contenido

Por Ana Maria Cifuentes, instructora de Método INTEGRA


Antonia es una mujer de 33 años que me contacta para apoyarla porque se siente muy mal. Cuando le pregunté qué es lo más urgente a resolver, me respondió textualmente: “Necesito superar una relación tóxica de más de 10 años que me ha causado mucho daño. Tengo un problema de estómago, por muchos años, que no se ha podido solucionar con nada. Además, tengo ansiedad, inseguridad, baja autoestima, apegos”.

Le expliqué que haríamos a distancia las sesiones manteniendo contacto virtual. Naturalmente, comencé aplicando el Protocolo del Nivel Superior, sin darle mucha explicación al respecto. Comprendió muy bien pero muy sorprendida de que fuera posible hacerlo a distancia y, sobre todo sin catarsis. Tuve ocasión de explicarle brevemente que ahora es posible gracias a los más modernos descubrimientos de la física cuántica y las investigaciones en neurociencia.

Como acostumbra a suceder, al realizar el Protocolo con el Nivel Superior el tiempo empleado en la primera sesión fue un poco más de una hora y media. Al día siguiente, procedí con el Protocolo de Salud, liberando cuidadosamente los traumas, bloqueos, lealtades, acuerdos kármicos, etc.

Yo sigo al pie de la letra el orden para enfocar las sesiones indicado por Ricardo en el curso superior así que, lo único novedoso en este caso es que mi cliente, al trabajar todo el tiempo en su empresa, me solicitó hacer todo el proceso como representante.

Una vez concluidas las sesiones con la grabación de creencias, la madre de Antonia me contacta para decirme que su hija se muestra feliz, y ella misma me manifiesta por escrito que espera seguir en contacto porque siente que “por fin encontró la solución a todos sus quebrantos físicos, emocionales, mentales y espirituales”. En este punto deseo hacer un reconocimiento inmenso a Ricardo Eiriz porque la efectividad de mi trabajo, que tanto amo, es fruto de sus investigaciones y sabia organización de sus cursos.

Este y muchos otros clientes espero retomarlos cuando haya asimilado la información del Nivel 3, que realizo a partir del 20 de febrero. Me encanta la posibilidad de hacer un seguimiento con varias sesiones, como ya nos ha avanzado Ricardo que sucederá en el nivel 3. Este es, sobre todo, un testimonio de mi labor como Facilitadora feliz. Como Instructora Acompañante en los cursos online, mi mayor felicidad es motivar personas para que elijan esta Profesión tan segura, novedosa y efectiva.

Personalmente me aplico los protocolos a mí misma habitualmente, pues he tenido experiencias muy intensas donde se aplica el sabio adagio: “MÉDICO, CÚRATE A TI MISMO”

Agradezco de corazón que se me permita compartir este testimonio. Mi cariño entrañable para todos.

 

Ana María Cifuentes
Instructora Acompañante.
y Facilitadora.

 

 

X