Sé Luz

2020 asoma a la puerta con un poderoso destello de luz, ilusión y esperanza.

Tras un 2019 convulso, que en muchos lugares ha despertado el lado más desagradable de la convivencia humana, afrontamos una nueva etapa en la que cada uno debemos decidir cómo la vivimos.

Según la numerología el año 2020 se convierte en 4, y ese número simboliza lo estable, lo ordenado y la construcción de los cimientos sobre los que se sustenta cualquier estructura sólida.

El año 2020 no es tan solo un cambio de década, sino que supondrá un punto importante de inflexión para muchas personas.

Es más que probable que la violencia y la confrontación continúen todavía un tiempo, provocando que una parte de la población elija consciente o inconscientemente continuar anclada en el miedo, la desconfianza, la ira o la confrontación.

Muchos otros elegiremos usar nuestro poder para conectar con el amor incondicional, la aceptación de cada persona tal como es, el respeto a nosotros mismos y a los demás, la paz sin condiciones, y la felicidad plena como estado interior de total coherencia y equilibrio.

Nadie tiene el poder de obligarnos a vivir interiormente una vida que no elegimos. Las circunstancias externas serán más o menos agradables, pero cada uno elige la interpretación que hace y su respuesta tanto interna como externa.

No te dejes arrastrar por las interpretaciones que los demás hagan. Usa tu poder interior y tu criterio personal para encontrar tu propio equilibrio y coherencia.

Si el miedo, la angustia o la ira son estados emocionales que no te gustan, desconéctalos de tu radar emocional, y pon tu atención en buscar siempre el lado positivo de cualquier experiencia que vivas. Te aseguro que todas las experiencias siempre tienen un lado positivo, y únicamente de ti depende el encontrarlo.

El dolor y el sufrimiento son tan solo caminos para experimentar y evolucionar, al igual que lo son el placer, la alegría, el amor y la gratitud. Cada uno elige su camino de un modo consciente o inconsciente.

Afortunadamente vivimos en un mundo de abundancia ilimitada, en el que tienen cabida todo tipo de realidades. Y lo hacemos con un poder creador que se sustenta en nuestra realidad energética y en el Dios que todos somos.

Puestos a elegir, personalmente prefiero transitar por esta vida disfrutando plenamente, sintiendo amor incondicional, ayudando a quien lo desee a vivir más feliz, siendo luz, viviendo en un estado de paz permanente, con coherencia, confianza y felicidad ilimitadas. Yo elijo esto. Y también elijo no resonar con el miedo, la ira, la envidia, el rencor o la confrontación.

Te invito a que reflexiones cuál es tu elección para este año que entra, porque de tu elección dependerá lo que vivas.

 

Ricardo Eiriz
Embajador de la Paz y la Buena Voluntad de San Cristóbal de las Casas (Chiapas, México) ante la UNESCO.
Creador del Método INTEGRA®

 

 

Otros artículos de interés

X