Taller Experto en Objetivos y Creencias

Compartir contenido


Buena parte de lo que se hace siguiendo los protocolos de Método INTEGRA es puramente mecánico. La transformación en sí a nivel subconsciente es mecánica. Para liberase de un trauma emocional, de un bloqueo emocional, de una lealtad, o para grabar una creencia basta con seguir paso a paso una serie de ejercicios. No requiere pensar, analizar ni cuestionar absolutamente nada.

Ahora bien, llevar a cabo una transformación exitosa, y de ese modo alcanzar el objetivo perseguido, no es una acción puramente mecánica. Hay dos puntos en el proceso que requieren de una cierta habilidad y experiencia. Se trata de la definición del objetivo y de la redacción de las creencias.

Todo lo que hacemos en Método INTEGRA parte de un objetivo. Interrogamos al subconsciente y le permitimos que nos guíe durante todo el proceso de transformación, siempre para alcanzar el objetivo definido inicialmente. Liberamos, en caso de haberlo, el trauma que nos impide alcanzar dicho objetivo. Y lo mismo hacemos con los bloqueos emocionales, lealtades y acuerdos kármicos.

Un objetivo bien redactado nos permite llevar a cabo una transformación correcta, mientras que un objetivo mal redactado nos lleva por un camino de transformación confuso, y muy probablemente ni siquiera nos acercaremos a lo que realmente deseamos.

Tras deshacernos de las memorias emocionales y kármicas que nos frenaban, debemos programar nuestro subconsciente adecuadamente para alcanzar el objetivo deseado a través de nuevas creencias.Muchas personas cometen el error de considerar que con un pequeño grupo de creencias es suficiente, mientras que otras buscan cubrir su falta de experiencia en la redacción de creencias utilizando listas de creencias genéricas que encuentran en libros, o directamente por internet.

Cada persona tiene miles de creencias, y para cada objetivo que trabajemos debemos redactar un conjunto de creencias que sea equilibrado y coherente.

No todas las creencias son iguales. Tenemos distintos tipos de creencias, y todos ellos deben estar incluidos a la hora de trabajar un objetivo. Hay creencias de merecimiento; otras que nos dan la capacidad para lograrlo; un tercer grupo nos permiten estar motivados y correctamente enfocados para conseguirlo; y el cuarto grupo de creencias son las que nos llevan a actuar del modo en que deseamos.

 

 

Una buena redacción de creencias, para un objetivo correctamente definido, nos enfoca directamente a lograrlo, mientras que una redacción pobre, o con creencias genéricas, dificulta enormemente alcanzar dicho objetivo.


El hecho de que algunos facilitadores tengan mejores resultados que otros en sus sesiones responde principalmente a dos factores. El primero es el no mezclar otras técnicas cuando se trabaja con el cliente, y el segundo es su habilidad y experiencia a la hora de definir objetivos y redactar creencias.

Dado que la parte de transformación es puramente mecánica, el factor diferencial entre los distintos facilitadores de Método INTEGRA reside principalmente en la habilidad y experiencia de cada facilitador para definir correctamente el objetivo, y para redactar las creencias necesarias para alcanzarlo.

Este taller busca profesionalizar a los facilitadores de Método INTEGRA, permitiéndoles desarrollar su habilidad en estos dos puntos clave del protocolo.

 

Próximos talleres de Experto en Objetivos y Creencias

noviembre, 2019

17nov9:00 am6:00 pmExperto en Objetivos y Creencias | CDMXFélix Ángeles | 17 de noviembre - 2019México - CDMXPaís:MéxicoCiudad:CDMX

27nov8:00 am1:00 pmExperto en Objetivos y Creencias | CaracasGloria Janet Usuga Gavíria | 27 de noviembre - 2019Venezuela - CaracasPaís:VenezuelaCiudad:Caracas

X